Teszkiewicz advirtió numerosas falencias en el plan de mantenimiento de los edificios escolares públicos de la Ciudad

El auditor de la Ciudad por el Frente de Todos Lisandro Teszkiewicz, hizo referencia a las irregularidades en materia de mantenimiento escolar en la Ciudad de Buenos Aires, luego de que la Auditoría General de la Ciudad (AGCBA) apruebe un informe que hace referencia al Sistema Global de Mantenimiento (SIGMA), que según información volcada en la página oficial del gobierno porteño, busca “garantizar la conservación, mantenimiento y puesta en valor de todos los establecimientos de educación pública con asiento en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires”.

En ese sentido, Teszkiewicz advirtió que las numerosas falencias en el Plan SIGMA “genera un gran peligro para la comunidad educativa”. Para el auditor, el informe aprobado por el organismo descentralizado del que forma parte “sacó a la luz la inconsistencia en la ejecución y rutina del plan de mantenimiento, demostró demoras en la ejecución, en los expedientes y comprobó la ausencia de indicadores de gestión”.

De acuerdo al informe de la AGCBA en 114 edificios educativos públicos, es decir el 14,50%, los controles de la instalación eléctrica no se cumplieron mensualmente; además, en 150 edificios con las mismas características, que representan el 19,84% del universo ingresado por la Dirección General de Mantenimiento Escolar para rutinas, se realizaron menos de 12 rutinas, lo mismo sucedió en el rubro saneamiento/control de plagas; a la fecha de cierre del informe en cuestión no se han reemplazado la totalidad de los vidrios crudos existentes en establecimientos escolares que se hallan bajo la órbita del Ministerio de Educación de la Ciudad.

En ese contexto Teszkiewicz sostuvo: “Es evidente que el gobierno porteño no cumple con su obligación de asegurar las condiciones para el paso seguro de la comunidad educativa por las aulas, lo que implica la existencia de riesgos concretos”.

“El desinterés del Ejecutivo porteño sobre la educación pública reviste gravedad en cualquier contexto, pero si tenemos en cuenta que el trabajo auditado es del 2019, nos deja en claro la escasa adecuación para que la educación pública pueda llevar adelante sus tareas de la forma en que corresponde”, enfatizó el auditor peronista.

Además, se preguntó: “¿Qué pasa si nos remitimos al contexto actual marcado por la pandemia del COVID-19?, ¿en qué condiciones puede estar un edificio para retomar las clases presenciales si en la gran mayoría de ellos no se realizaron rutinas ni los mantenimientos necesarios? Una vez más, estamos en presencia de la desidia y la falta de interés del gobierno de Larreta para la educación pública de la Ciudad de Buenos Aires”, finalizó Teszkiewicz.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *