Denuncian irregularidades en materia presupuestaria de la Ciudad

La Auditoría General de la Ciudad de Buenos Aires emitió un informe, sobre el programa de “Asistencia a familias de Alta Vulnerabilidad Social”, en el que se detallan diversas irregularidades en materia presupuestaria, estadísticas y de control interno. 

El Programa se trata de un subsidio habitacional transitorio que permite pagar el alquiler de habitaciones en inquilinatos, conventillos y hoteles, conocido como “Subsidio habitacional 690» y es la única herramienta con la que cuentan los habitantes de la Ciudad para efectivizar su derecho a la vivienda. 

Formalmente tiene el objetivo de mejorar la situación de emergencia habitacional que poseen los ciudadanos y ciudadana que están en situación de calle, es un fortalecimiento transitorio del ingreso familiar con fines exclusivamente habitacionales debiendo los fondos otorgados estar destinados a cubrir gastos de alojamiento, entendiéndose por situación de calle efectiva y comprobable aquella que registran las personas que en forma transitoria se encuentran sin vivienda o refugio, en razón de desalojo, u otras causas. 

En el Informe se observa la reiteración en la subejecución presupuestaria, así como el desvío de aportes de un sector a otro sin saber el destino final de los fondos. Debemos sumar a esto el cambio que se produce dentro de las estructuras organizacionales, lo que hace que no solo se pierda de vista las funciones y responsabilidades, sino también la información que hace a la actividad propia; lo mismo respecto a las debilidades que se presentan en el control interno o la falta de manuales de procedimiento y protocolos de actuación. “Es una constante de los gobiernos de Macri y Larreta en los últimos 15 años la falta de voluntad para resolver la problemática de las personas y familias en situación de calle, o frente al desalojo, tan grande es el abandono de las familias que el informe muestra como durante el año 2020 las Direcciones del área estuvieron largo tiempo vacantes, no se creó el equipo profesional que manda la Ley 3.706/10., para realizar evaluación de las familias, y mucho menos un equipo de seguimiento” comenta el auditor general por el Frente de Todos, Lisandro Teszkiewicz, recordando que «ya un informe del 2016 observaba que la falta de seguimiento a las familias asistidas, impide conocer la situación de los solicitantes del subsidio, si el subsidio contribuyó a mejorar su situación, si necesitan articulación con otros organismos, en definitiva, la falta de seguimiento y acompañamiento a las familias hace imposible evaluar si el programa tiene resultados positivos o no». 

En el informe publicado este año, se observa que el 25% de los subsidios habitacionales otorgados en 2020 se tramitaron judicialmente: 4.353 subsidios se entregaron por interposición de un amparo judicial, «es escandaloso que quienes están atravesando una situación tan terrible como ser desalojados de su vivienda y terminar en situación de calle, deban recurrir a la justicia para que se apliquen políticas públicas establecidas por ley y que deberían alcanzar a todes», comenta el auditor peronista y agrega “no es menor destacar que durante el año 2020 el valor máximo del monto otorgado fue de $8000 mensuales (por 12 meses), o una única cuota de $96000, valores completamente fuera de la realidad en los alquileres de la ciudad, absolutamente insuficiente y por lo tanto incapaz de cumplir con el objetivo de darle a la población beneficiaria la posibilidad de dormir bajo techo.” 

Si bien el monto de la cuota otorgada ascendió en octubre de este año a $20.313 mensuales o pago único de $243.756, sigue quedando muy por debajo de los valores de mercado, una habitación con baño y cocina compartida, si se consigue, ronda los $40.000 mensuales. “asistir a una persona o familia en situación de calle, otorgando montos que no alcanzan para el fin que están planteados, agregando trámites y requisitos burocráticos de casi imposible cumplimiento, como los “Presupuesto del hotel, en documento membretado” demuestra que Rodríguez Larreta y María Migliore no quieren resolver el problema ni acompañar a las familias, mientras gastan fortunas en la publicidad de una supuesta integración que ellos mismos hacen imposible”, sentencia el auditor de Peronismo por la Ciudad. 

«Este informe de Auditoría deja al descubierto que la única política de Larreta y Migliore para las familias en situación de calle es el abandono»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *