Informe Especial: problemática habitacional en CABA

La probemática habitacional es algo que constante mente se discute en el AMBA pero por sobre todo en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. El mercado Inmobiliario dolarizado, los contratos de alquiler con requisitos casi imposibles y el precio marcado por la demanda son factores que hacen que el acceso a la vivienda sea cada vez más dificil para los porteños y porteñas.

Se calcula que en promedio, un habitante de la Ciudad requiere de 146 sueldos para poder adquirir un departamento de dos ambientes con una superficie total de 40 metros cuadrados.

En el caso de la Ciudad de Buenos Aires, el sueño de la casa propia dejó de ser tal y se convirtió en el sueño del “departamento propio”. Este sueño parece cada vez más inalcanzable. Esto tiene que ver con la distancia que existe hoy en día entre los ingresos fijos de la población y el costo que tiene o el valor de mercado que presenta una propiedad en la Ciudad sumado a la realidad nacional de que el mercado inmobiliario se maneja, lamentablemente en dólares.

Simplemente es cuestión de analizar el valor de las propiedades y compararlos con los ingresos promedio de cualquier trabajador que habite en la ciudad y los números asustan. Los cálculos arrojan que hace falta más de 12 años de salario para adquirir un departamento de dos ambientes.

Podemos decir entonces que el mercado queda reducido a quienes pueden llegar a tener un ahorro importante en moneda extranjera o a quienes venden un inmueble para poder adquirir otro.

La situación de las personas solas, parejas e incluso familias que aspiran a concretar el sueño de la vivienda propia se encuentran con una meta cada vez más cuesta arriba.

Lamentablemente las condiciones se vieron agravadas luego de la pandemia por Covid 19. Si bien, según las inmobiliarias lo precios de los inmuebles han ido bajando la situación sigue siendo compleja.

En enero de 2020, por ejemplo, el costo de metro cuadrado cotizaba en en más de 2300 dolares promedio.

Si bien en los últimos años se han instalados distintas políticas públicas de cara a la creación de nuevas viviendas y la creación de créditos hipotecarios, ese tipo de política no llega a contener la demanda que tiene la Ciudad. Los programas como el PROCREAR han tenido su capítulo en la Ciudad Autónoma de Buenos Aire creando complejos de viviendas en los barrio de Villa Lugano, Nueva Pompeya y Parque de los Patricio, por ejemplo, pero esas unidades puestas para calmar la demanda, no fueron suficientes para los vecinos y vecinas de la ciudad.

Si bien sabemos que la crisis habitacional es tal en todo el país, la Ciudad vive años difíciles, dada la cantidad de construcciones con edificios modernos a costos muy elevados que parecen estar destinados en convertirse en viviendas ociosas.

La paradoja del aumento de la construcción de la ciudad se da porque los propios vecinos, quedan imposibilitados de adquirir unidades tan costosas y en la mayoría de los casos optan por trasladarse a zonas más económicas como el conurbano bonaerense.

La problemática habitacional, ahora es puesta en jaque por los dueños de propiedades que luego de la apertura de fronteras, post aislamiento por COVID 19, prefieren alquilar sus inmuebles a extranjeros que pueden pagar su estadía con cualquier moneda extranjera.

  Cada punto geográfico de la Ciudad bajo la mirada de Sur Buenos Aires, un sitio de noticias y opciones  para disfrutar cerca de casa.Informes,servicios y la mirada curiosa que invita a aproximarse a los sitios que  se escapan del circuito comercial y  definen a la urbe. Sur Buenos Aires, un sitio de información que interpela al lector a conocer los circuitos culturales y sociales que están fuera  de lo promocionado. Identidad, informes y  descripción de cada zona que caminas.


Informe producido por Ariel Barros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *